5 robots inteligentes que puedes encontrarte en los aeropuertos del mundo

JUnio 2018

La utilización de robots inteligentes de aspecto humanoide no es cosa de los aeropuertos del futuro, sino que se trata de una realidad presente ya desde hace algunos años en diferentes aeropuertos del mundo. En pruebas o de manera permanente, distintos centros aeroportuarios han apostado por implantar robots para el desempeño de tareas relacionadas con la asistencia al pasajero, la seguridad o la limpieza.

Desde Ikusi Aeropuertos hemos recopilado cinco ejemplos de robots que prestan o han prestado servicio recientemente en aeropuertos de tres continentes.

1.     Josie Pepper, la robot asistente del aeropuerto de Múnich

A mediados de febrero de este año el aeropuerto de Múnich incorporó a sus instalaciones de la Terminal 2 a la primera robot equipada con inteligencia artificial en trabajar en un aeropuerto en Alemania. Su nombre es Josie Pepper y, durante varias semanas, se ha encargado de recibir a los pasajeros en el área de acceso a la lanzadera que conecta el edificio principal de la terminal con el edificio satélite.

La gran virtud de Josie Pepper es su capacidad para elaborar respuestas completamente personalizadas ante preguntas de los pasajeros sobre su vuelo o sobre los restaurantes, tiendas y otras particularidades del aeropuerto. 

2.     Troika, información en el aeropuerto Incheon de Seúl

Por los pasillos del aeropuerto de Incheon, en Seúl, podemos encontrarnos con dos robots: Troika y Jumbo.

  • Troika es un robot inteligente que, por medio de una pantalla gigante, ofrece a los viajeros información sobre los vuelos, el tiempo y los puntos de interés del aeropuerto. Además, acompaña hasta la puerta de embarque a los usuarios que lo deseen.
  • Jumbo, de aspecto más rechoncho y menos humano que su compañero, tiene como cometido abrillantar los suelos. 

3.     Anbot, el robot guardián del aeropuerto chino de Shenzen

El aeropuerto chino de Shenzhen incorporó a su plantilla en 2016 a Anbot, una especie de robot policía con cuatro funcionalidades: patrulla, reconocimiento facial, servicio inteligente y gestión de emergencias.

Anbot utiliza señales de luz y sonido para ejercer un efecto disuasorio sobre potenciales delincuentes. Si la situación se complica, el robot puede llegar a perseguir a un fugitivo a una velocidad de hasta 18 kilómetros por hora.

4.     Spencer, el guía robot del aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol

El aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam ha sido el escenario de un experimento desarrollado por la aerolínea KLM en colaboración con la Universidad de Twente con Spencer, un robot inteligente preparado para guiar a los pasajeros por la terminal hasta su puerta de embarque.

La tecnología de Spencer le permitía escanear las tarjetas de embarque de los usuarios y conducirlos hasta su destino evitando los obstáculos y ajustado su movimiento al ritmo de avance del grupo.

5.     Robird, un halcón robótico en el aeropuerto canadiense de Edmonton

Con el fin de mantener a los pájaros alejados del aeropuerto y de los aviones, el aeropuerto canadiense de Edmonton dispone de un sistema aéreo no tripulado (UAS) que se dedica a disuadir a las aves para que no aniden en las inmediaciones y a conducirlas lejos del área de tráfico aéreo si insisten en volar cerca de las aeronaves. Se trata de Robird, un robot con aspecto de halcón que ayuda a prevenir accidentes, evitando que las aves choquen contra los aviones en maniobras o se cuelen en sus turbinas.