Aplicación de los sistemas SIG en la gestión aeroportuaria

Julio 2018

La introducción de los SIG (Sistemas de Información Geográfica) en la gestión de aeropuertos en los últimos años ha facilitado considerablemente el desarrollo de las operaciones aeroportuarias. Los SIG, en combinación con otras tecnologías de vanguardia -como, por ejemplo, soluciones de big data-, permiten recoger datos georreferenciados, procesarlos y obtener información muy valiosa tanto para la toma de decisiones inmediatas como para la planificación de acciones a medio y largo plazo.

Las aplicaciones de los SIG en aeropuertos son muy diversas, allanando la resolución de problemas aeronáuticos y de negocio en el día a día.

 

¿Qué problemas resuelven los SIG en los aeropuertos?

A día de hoy, los SIG están integrados en un buen puñado de áreas de la gestión aeroportuaria:

  • Mantenimiento: con los SIG es posible identificar todos los elementos que requieren una puesta a punto (pistas, iluminación, señalización, terminales…) y prever la periodicidad de las intervenciones de optimización y mejora en cada uno de ellos.
  • Seguridad: los SIG ayudan a integrar la información procedente de diversas fuentes, a centralizar la vigilancia del perímetro aeroportuario y a localizar puntos débiles, en cuanto a seguridad, dentro de las instalaciones, como pasillos que puedan convertirse en cuellos de botella en caso de evacuación.
  • Diseño de infraestructuras: los SIG se han convertido en un imprescindible en el sector de la arquitectura y la ingeniería. Gracias a ellos es posible obtener un mapa más preciso del entorno y planificar eficazmente futuras ampliaciones del aeropuerto, teniendo en cuenta las posibles restricciones medioambientales o urbanísticas y la capacidad de la red viaria asociada.
  • Eficiencia energética: debido al potencial de los SIG para centralizar la coordinación, se puede calcular el gasto de energía en los diferentes módulos de la infraestructura y determinar medidas destinadas a minimizarlo.
  • Control del ruido: evaluar los riesgos acústicos de las operaciones aeroportuarias y diseñar un mapa de ruidos que cuantifique el impacto en el entorno es mucho más sencillo con la aplicación de los SIG.
  • Actividades comerciales: el uso de SIG influye positivamente en la generación de ingresos no aeronáuticos en el aeropuerto. Con ellos se mide la ocupación de los espacios y se detectan oportunidades para una gestión óptima de las concesiones comerciales.
  • Gestión de emergencias: con los SIG existe la opción de plantear simulacros de los distintos tipos de situaciones de emergencia que puedan darse en el aeropuerto y, así, generar protocolos para el abordaje de cada una de ellas.

 

SIG para la gestión de los recursos en el aeropuerto

Los SIG son, además, especialmente útiles en la gestión de los recursos en el aeropuerto. Ayudan a modelizar sobre el terreno la interacción entre los distintos actores: aerolíneas, pasajeros, servicios de handling, personal del aeropuerto, etc. Esto es viable gracias a su integración con distintos tipos de software para aeropuertos, como la solución Beluga de Ikusi para la automatización de las operaciones aeroportuarias.

Beluga se nutre de un SIG para proporcionar la posición exacta de cada uno de los recursos en tiempo real, así como su estado (libre u ocupado) y las operaciones que debe atender en una determinada franja temporal.