¿Qué tareas se desarrollan en el ‘turnaround time’ de los aviones?

Junio 2018

El turnaround time (TAT) de un avión se define como el tiempo que pasa desde que una aeronave aterriza y hasta que vuelve a despegar para realizar un nuevo vuelo. En este periodo, los recursos de la aerolínea implicada y del aeropuerto se movilizan para lograr la puesta a punto del avión en el menor tiempo posible.

El proceso que se lleva a cabo en este turnaround time comprende una serie de tareas de planificación y handling encaminadas a garantizar la limpieza, la seguridad y la eficacia de la siguiente operación. El turnaround time es, por tanto, una de las fases más importantes para los operadores aeroportuarios. De hecho, de su correcto manejo depende en gran parte que se ofrezca o no una óptima experiencia al pasajero. En resumen, se trata de:

  • Coordinar correctamente a todos los recursos implicados para asegurar la puntualidad del vuelo y hacer esperar al viajero lo mínimo posible.
  • Y asegurarse de efectuar un impecable mantenimiento para que el trayecto esté libre de incidencias y el avión aterrice en hora en su siguiente destino.

La solución software Spider ACDM monitoriza el proceso de turnaround en tiempo real y proporciona indicadores de su evolución a los actores principales del aeropuerto. Para ello, divide el proceso en tareas, que pasan a denominarse flight milestones, y las monitoriza y vigila en tiempo real.

 

¿Qué tareas comprende el ‘turnaround time’ de los aviones?

Para completar con eficiencia esta fase de turnaround, es necesario, en la medida de lo posible, llevar a cabo varias acciones de manera simultánea. En todo caso, para que un avión pueda volver a volver a volar se deben completar los siguientes pasos.

1.     Rodaje del avión hasta la posición de estacionamiento

Tras el aterrizaje, el avión se desplazará rodando hasta la posición de estacionamiento que le haya sido asignada. Una vez allí, se materializará su detención con el bloqueo de las ruedas y la señalización con conos por parte de los operarios encargados de la asistencia en tierra.

2.     Desembarque de pasajeros y tripulación

A continuación, los pasajeros abandonarán el avión por las puertas establecidas (normalmente, por una sola de ellas) para acceder a la pasarela o a los autobuses que los conducirán a la terminal. 

3.     Limpieza de la cabina

Mientras los pasajeros salen de la aeronave por una de las puertas, los profesionales que se ocupan de la limpieza de la cabina penetrarán por la otra para retirar los desechos, higienizar los baños y reponer los consumibles. 

4.     ‘Handling’ de rampa y de carga

Es entonces cuando entran en acción los operarios que efectúan el handling de rampa y de carga. Llega el momento de descargar equipajes y mercancías para su traslado las cintas de entrega y a los almacenes, respectivamente. 

5.     Inspección y SOPM de la aerolínea y del avión

El Standard Operating Procedures Manual (SOPM) del fabricante del avión y de la propia aerolínea determina la rutina de revisión técnica de seguridad que se debe seguir durante el turnaround time para comprobar que el avión se encuentra en las condiciones adecuadas para volar. 

6.     Repostaje

Igualmente, habrá que llenar los depósitos de la aeronave del combustible necesario para que llegue sin problemas a su siguiente destino. 

7.     Catering

Mientras, el servicio de catering proveerá alimentos y bebidas para los pasajeros del nuevo trayecto. 

8.     Carga de maletas y mercancías

Después de haber vaciado la bodega del avión, los agentes de handling vuelven a llenarla con el equipaje y la carga correspondientes al siguiente vuelo

9.     Embarque de pasajeros

Una de las últimas operaciones del turnaround time será el embarque de los pasajeros. Mientras el servicio de handling ha ido completando todo el trabajo previo, la tripulación y los pilotos han debido centrarse en confirmar los detalles de la ruta y el número de pasajeros, así como en realizar sus propios controles de seguridad dentro de la aeronave. 

10. Remolque del avión hasta el inicio de la pista

Finalmente, y a menudo ayudado por un remolque push-back, el avión abandonará su posición de estacionamiento y se preparará para iniciar la maniobra de rodaje con la que accederá a su pista de despegue. 

 

Turnaround management: optimización del tiempo entre aterrizaje y despegue

La duración del proceso de turnaround de un avión suele oscilar entre alrededor de media hora para vuelos low cost y hora y media para aeronaves de gran tamaño. Para una compañía aérea tradicional, este suele ser de en torno a una hora.

Con un correcto turnaround management es posible reducir este tiempo, optimizar las acciones que conlleva la asistencia en tierra al avión, y asegurar así la puntualidad y el respeto a los slots asignados por parte de las aerolíneas. 

El objetivo de los ANSP es reducir al mínimo el tiempo en tierra de un avión y realizar el máximo posible de vuelos diarios con cada aeronave, con la vista puesta en rentabilizar sus activos. Para ello, el encargado del turnaround management deberá identificar el agente responsable de cualquier retraso durante la asistencia en tierra al avión; y tomar las medidas oportunas para corregirlo, que pueden consistir en una ampliación del personal a cargo de una tarea determinada, la implementación de nuevas tecnologías o, incluso, una mejor coordinación de los equipos. 

En este sentido, las soluciones Spider ACDM y Beluga proporcionan al aeropuerto un situational awareness, identificando de manera temprana conflictos en el turnaround y planteando a su vez alternativas de asignación de manera automática.